Comprar una vivienda usada para una inversión segura

Es el sueño de muchos comprar casa

pero algunos optan por adquirir un inmueble ya usado ¿por qué? Por las circunstancias económicas, de espacio, tiempo y ubicación que las propiedades usadas tienen para ofrecer.  

En el mercado puedes encontrar viviendas en óptimas condiciones y a excelentes precios. Para estos casos es importante que te asesores de una inmobiliaria sobre la locación, valorización para evitar incurrir en un mal negocio que pueda afectar tu futuro y tu estabilidad financiera.

Te encontrarás en el mundo inmobiliario opciones para todos los gustos y que se ajusten a las necesidades de tu bolsillo: Apartamentos, casas grandes, pequeñas, en fin, las posibilidades son muchas, sin embargo, cuando el presupuesto no es lo suficientemente grande para adquirir un inmueble nuevo, comprar vivienda usada puede ser una opción muy rentable para ti y tu familia.

A continuación, te dejamos unos tips y algunas ventajas para que compres tu vivienda usada y sea una gran inversión:

1. Lo primero es tener conocimiento del Certificado de Tradición y Libertad

Cuando tienes este documentos podrás ver varias cosas, una de ellas es toda la historia jurídica del inmueble. Es decir, en el documento podrás conocer los títulos de la propiedad y verificar que el inmueble no tiene afectación familiar, gravámenes, entre otros. Además, en la escritura podrás ver realmente que lo que están vendiendo sí concuerde con el documento.

Ojo, es importante que antes de hacer cualquier compra revises que el inmueble no tenga deudas de impuesto predial, servicios públicos o cuotas de administración.

2. Ten en cuenta las remodelaciones

Cuando visites la vivienda, debes estar muy atenta si ves algunas fallas, fugas de agua, algún problema eléctrico, goteras y demás. Estas fallas se deben corregir antes de hacer el traspaso o si el vendedor no quiere hacerlas puedes pedir un precio menor para cubrir estos gastos.

También, es importante pensar cómo quisieras cada uno de los espacios y qué les quisieras cambiar, con esto te podrás proyectar con el presupuesto y ver qué tan rentable sería comprar la vivienda.

3. El Precio de la vivienda

Las casas usadas tienen un valor diferente respecto a las viviendas nuevas, por ejemplo, en las casas usadas puedes encontrar más metraje que en un inmueble nuevo o, encontrar una casa usada en un sector más valorizado pero a buen precio.

Debes recordar que el precio del metro cuadrado muchas veces es de menor valor que el que puedes encontrar en una vivienda nueva, además, con el dinero que no te gastas en una casa nueva, puedes remodelar tu casa de acuerdo a tu personalidad y estilo.

4. Entrega inmediata

Creemos que este es uno de los beneficios más grandes que tienes al comprar una vivienda usada, es solo esperar la finalización de los trámites de compra. Por otro lado, si la vivienda está desocupada, puedes hablar con el dueño y llegar a un acuerdo con el si puedes tomar la casa de inmediato.

En comparación de compra de una vivienda nueva, no tienes que esperar años que se termine de hacer la obra o los largos trámites de escrituración y legalización. Por lo general en las viviendas usadas, te puedes mudar y disfrutar tu nueva casa con tu familia después de cerrar el trato.

Image Gallery (1)