¿Están conectados la decoración de tu hogar y tu estado de ánimo?

Existen muchas herramientas desde el lado de los ejercicios físicos y la alimentación que pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo.

Pero, ¿sabías que la manera como organizas tus espacios y los decoras también puede influir en la manera como te sientes y dependiendo de los cambios que hagas tu estado de ánimo puede cambiar? Pues ese es precisamente el tema que queremos hablar contigo hoy.

Son muchos los elementos físicos que contiene un hogar, así que a continuación te presentamos algunos de ellos y el impacto que pueden tener sobre ti:

  • El orden y la manera de disponer los objetos: Mucho se ha hablado de diferentes técnicas de culturas milenarias y los beneficios que traen para nuestra vida. El Feng Shui, una técnica nacida en China hace aproximadamente 3.500 años es una muestra de ello ya que a través de la disposición de nuestros objetos en el hogar se puede crear un ambiente energético armónico, que básicamente invita a bajarle la velocidad a la vida y centrarse en el presente.La filosofía plantea que que se debe crear un punto focal en cada espacio por ejemplo la cama en la habitación y que no se encuentre alineada con la entrada y dejar los espacios libres de obstáculos para que la energía fluya Por su parte, un espacio ordenado permite mejorar la productividad y la concentración.
  • Colores: ¿Has notado que muchas veces eliges los colores de tu vestimenta de acuerdo a tu estado de ánimo? Pues bien, en tu hogar los colores que elijas también pueden tener un efecto. Un color puede cambiar las emociones. El azul y el verde son colores que generan una sensación de relajación, mientras el primero se conecta con el intelecto, el segundo lo hace con la naturaleza. El blanco nos regala paz y sensación de quietud. El morado tranquiliza mientras que el naranja motiva.
  • La naturaleza: Otro elemento derivado del Feng Shui. El uso de plantas y flores en la decoración ayudan a llevar la energía vital al hogar llenándola de frescura y teniendo como efecto en quienes habitan el hogar la reducción del estrés y el incremento en la productividad. Incluso puedes empezar a desarrollar un pasatiempo y comenzar tu jardín o tu huerta.
  • Introducir los 5 elementos:(tierra, madera, fuego, agua y metal): Estos elementos fomentan el equilibrio y dan vida al hogar. Los objetos hechos de estos materiales son una buena manera de introducirlos a la decoración. El fuego genera sentimiento de motivación, la tierra ofrece estabilidad, el agua atrae la sabiduría y la madera atrae los nuevos comienzos. Y si no cuentas con objetos de estos elementos puedes apostarle a usar los colores que los representen e introducirlos en tu hogar. 

Nuestro hogar es nuestro templo, es nuestro lugar seguro y que mejor regalo para cada uno de nosotros que hacer de ese espacio el mejor lugar para sentir las mejores emociones: que nos llene de motivación cuando lo necesitemos, de quietud cuando sea el momento de una pausa y que su energía nos contagie.

Así que recuerda aplicar estos consejos y cuéntanos el impacto que tienen en tu vida.

 

Image Gallery (1)