El FNA te ayuda en tu sueño de comprar vivienda

Para muchos tener vivienda propia es uno de los propósitos que quedan escritos desde el 31 de diciembre y se renuevan año tras año. Para que esto no le vuelva a pasar, en Santa María y Asociados le contamos cómo a través del Fondo Nacional del Ahorro puede pasar de propósito a su mejor realidad.

El Fondo Nacional del Ahorro nació como una entidad creada por el Gobierno para administrar las cesantías de los empleados del sector público, sin embargo, desde 1998 amplió su mercado al sector privado, permitiendo a todos los colombianos acceder a los beneficios que este Fondo ofrece, entre ellos el portafolio de créditos para compra de vivienda nueva, usada, construcción en lote propio, mejora de vivienda o compra de la cartera hipotecaria.

  • Crédito por cesantías y crédito por ahorro voluntario: estas dos opciones de crédito tienen requisitos similares, no te pedirán codeudor y las cesantías no deben estar pignoradas o embargadas; el cédito puede ser solicitado en UVR o en pesos.

Para solicitar estos crédito puedes sumar los ingresos de tu cónyuge o compañero permanente para efectos de asignar el monto del crédito, sin necesidad de que este último sea afiliado al Fondo Nacional del Ahorro, además podrás presentar solicitud conjunta con otro afiliado que ostente la calidad de cónyuge, compañero permanente y/o familiar hasta segundo grado de consanguinidad, primero de afinidad y único civil no afiliado. Las dos partes deben anexar la documentación requerida en un mismo formulario de solicitud de crédito, de acuerdo con el producto por el cual accede el afiliado.

Las tasas se determinan de acuerdo con los ingresos de las familias y el tipo de amortización, pero casi siempre están por debajo del mercado gracias a los subsidios del Gobierno.

  • Ahorra tu arriendo para todos: esta opción está dirigida a empleados con ingresos entre 1 y 4 salarios mínimos legales vigentes, para quienes brinda la opción de financiar hasta el 90% de la vivienda nueva pagando un arriendo. Para tomar esta opción el afiliado debe contar con el 10% del valor de la vivienda.

Esta opción se puede tomar de forma individual o conjunta y además cuenta con un sistema de amortización UVR. Si en algún momento no desea continuar con los pagos, puedes ceder el contrato de “arriendo”. Los cánones extraordinarios no incluyen sanciones, y se deben considerar gastos de escrituración por compra venta.

Si alguna de estas opciones te favorece en tu proyecto de compra de vivienda recuerda que debes tener tus cesantías con el Fondo Nacional del ahorro, ser mayor de edad, cumplir con el puntaje exigido para solicitar el crédito, según el sistema de calificación personal definido por la Junta Directiva y Presentar la solicitud única de crédito (formato original o fotocopia), anexando la documentación requerida de acuerdo al producto por el cual accede el afiliado.

Image Gallery (1)