Porteros y el Sector Inmobiliario: ¿Quién es el Agente?

Los porteros de apartamentos.

Una figura que después de muchos años juega un papel muy importante cuando se habla de la búsqueda de una nueva vivienda.

Hemos visto todo tipo de estrategias para evitar que un negocio se cierre con un posible comprador que sea diferente al que el portero quiere ya que previamente son quienes tienen un porcentaje de comisión si se llegase a dar el negocio. “Los hacen perder dentro de la copropiedad o les hacen pasar una mala experiencia” dicen algunas de las denuncias.

Una mala práctica que debe parar  

La Lonja de Propiedad Raíz de Medellín denunció ante la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada como algunos porteros de diferentes edificios en arriendo en Medellín y arriendo en Envigado se entrometen a la hora de que un agente del sector inmobiliario negocia el arrendamiento o hasta una venta.

Uno de los comentarios que más resalta es que “están interviniendo sin tener un conocimiento especializado del mercado y comparten información sensible de los propietarios”, afirma Federico Estrada, presidente de la Lonja.

¿Qué nos dice esta mala práctica? Exponer a los propietarios a falsos compradores, a abrir su hogar a cualquier persona y adicionalmente a abrir un espacio a las estafas, suplantaciones y engaños.

¿Qué puede y qué no puede hacer un vigilante?

Las empresas de vigilancia tienen prohibido este tipo de prácticas y mucho menos recibir comisiones o “ligas” por exclusividad, por eso, algunas entidades piden que desde la compañía que los contrata, como la copropiedad donde ellos laboran tengan controles y seguimientos continuos para darle fin a este círculo vicioso. 

Los porteros pueden ser grandes aliados pero desde una perspectiva que pocos han visto, es poder potencializar la unidad residencial donde ellos trabajan o mejor aún, poder acercarse con un posible comprador que a futuro tendrá que ver todos los días y por ende, llevársela de la mejor manera ya que de esa relación pueden salir cosas positivas o negativas para él.

Tanto el propietario, el agente y los porteros incurren en esta tendencia

Por un lado los vigilantes en algunas ocasiones no permiten hacer el trabajo de los agentes inmobiliarios llegando a punto de no dejarlos entrar a la propiedad con algún pretexto, pero por otro lado algunas agencias de propiedad raíz también piensan “Acaso ¿cómo evito yo que un propietario autorice al portero para que dé su celular o que decida pegar un cartel en la ventana con su contacto, si él es quien decide cómo vende lo que tiene?”, comenta, Alfonso Álvarez. Director de ASURBE

Recordemos que a los Colombianos nos gusta ver todo, indagar y un hábito común al momento de buscar apartamentos en arriendo en Medellín, es caminar alrededor del barrio y preguntar en casa portería ya que allá pueden tener información de primera mano de el inmueble. Ver (https://smapropiedadraiz.com/property/35947-apartamento-en-arriendo-ubicado-en-el-poblado-sector-linares/)

Conclusión

Aquí la última palabra la tiene el propietario. Finalmente son ellos los que deciden el cuándo, el cómo y el por qué venden su casa o se la arriendan a alguien. ¿ Qué podemos hacer tanto como agente, como amigo y hasta como propietario? Dar y recibir asesoría de expertos que permitan las buenas prácticas.

Image Gallery (1)