¿Quién hace y qué es un avalúo?

En el proceso de compra y venta de una propiedad el avalúo será un término que escuches con frecuencia, ¿de qué se trata?

Un avalúo es la estimación del valor comercial de un inmueble por medio de un dictamen técnico imparcial, en el que se tienen en cuenta las características físicas, el uso, el análisis de mercado, así como las condiciones físicas, urbanas o rurales del inmueble. Este trámite permite que todas las partes estén seguras del valor del inmueble, sumando confianza a la transacción.

Existen dos tipos de avalúos: comercial y catastral, el primero te permitirá conocer las características específicas de una construcción y las modificaciones que ha sufrido a través del tiempo, mientras que el catastral tiene más en cuenta el terreno y la ubicación del inmueble, con base en el segundo se determina el valor del impuesto predial. Por lo genera son valores diferentes, a la hora de comprar o vender debes tener en cuenta el avalúo comercial; para vender un terreno se tendrá en cuenta el catastral, ambos, pueden convertirse en un buen argumento de venta.

Cuando se solicita un crédito hipotecario este será un trámite obligatorio, pero es importante conocer para qué se realiza, estos son algunos de los beneficios:

  • Es una estimación precisa, detallada e informativa del valor de sus bienes muebles e inmuebles.
  • Es un avalúo técnico para estimar un valor comercial del predio valuado.
  • Si vas a vender o comprar un inmueble, es necesario conocer su valor comercial, que mejor garantía que un avalúo.
  • El avaluador frente al sistema financiero es los ojos frente a la garantía.
  • Son un buen argumento de venta pues permite establecer un precio claro y justo para el inmueble, en el que todas las partes ganen.

¿Cómo es el proceso?

Si el avalúo debe hacerse por un crédito hipotecario el banco sugerirá o determinará quién es el avaluador, es muy importante en todo caso validar que sea un profesional en el tema pues del resultado dependerá qué tanto el banco esté dispuesto o no a desembolsar.

Si deseas hacerlo por tu cuenta, desde el 2018 existe la Corporación Autorregulador Nacional de Avaluadores (A.N.A), reconocida por la Superintendencia de Industria y Comercio, en la que deben estar registradas todas las personas que se hagan llamar avaluadores. Para poder estar en esta corporación, los interesados deben cumplir una serie de requisitos y evaluaciones estrictas para salvaguardar los intereses de quienes deseen tomar este servicio. Así que la vía segura es siempre consultar en esta entidad antes de contratar.

Para que no corras riesgos, lo usual es que el costo del avalúo esté entre un 0.7 y 0.8 por mil del valor resultante del avalúo, sin embargo, hay quienes tienen una tarifa fija por hora. Estos valores no están regulados. Para los créditos hipotecarios este valor es asumido por el comprador.

Al finalizar, el avaluador entregará un informe con la descripción del inmueble, información sobre normas urbanas, características generales del sector, de la construcción del inmueble y una hoja de resultados, en el que viene de investigación del mercado.

Siempre que quieras contratar ese servicio consúltanos en Santa María y Asociados, podemos acompañarte para que la decisión que tomes siempre sea la más segura.

Image Gallery (1)