Contingencia en el país: Tips para inquilinos, propietarios e inmobiliarias

Comprar una casa es casi el primer objetivo de muchas familias

y aunque es difícil de creer, esta cuarentena nos ha servido para darnos cuenta de no solo tener una casa propia, sino una funcional y que realmente amemos.

La secretaría de Hábitat y la secretaría de Desarrollo Económico dieron a conocer diferentes estrategias relacionadas con el mercado de la propiedad raíz del país. 

Por esto, han brindado 5 recomendaciones en temas de arrendamiento para poder afrontar la emergencia que estamos pasando, finalmente hacen un llamado a la solidaridad ciudadana.

1. Solidaridad entre la inmobiliaria, el inquilino y el dueño de la propiedad

Lo primero que debemos tener en cuenta es que estos tres entes dependen unos de los otros y que los 3 están en una interdependencia, la idea es ayudarse entre ellos, todo dentro de los márgenes posibles.

La solidaridad es la clave durante este confinamiento para asegurar la prevalencia del interés general y el apoyo a las personas más vulnerables de la sociedad.

2. Estrategias de arreglo entre las partes

Como una táctica para liberar un poco de presión en los inquilinos, se propone que las inmobiliarias hagan una revisión de cada caso, todo de manera independiente ¿cuál es la idea? Que estas entidades se vuelvan un puente de comunicación y creación de estrategias de solución entre propietarios e inquilinos.

Para empezar esto, es indispensable resaltar el derecho que todos tenemos a la vivienda y la importancia de esto durante la crisis que actualmente se presenta dada su conexidad con otras garantías constitucionales.

¿Qué hacer ahora? Acceder a los mecanismos que hay para la conciliación, tanto públicos o privados. Dentro las opciones que hay de arreglo, está revisar cada contrato para flexibilizar algunas cláusulas y así tener nuevos acuerdos ajustados al contexto social actual hasta que llegue la hora de que se levanten todas las medidas que tenemos a hoy.

3. Cumplimiento de las obligaciones

Las tres partes implicadas en una propiedad, es decir, la inmobiliaria, el inquilino y el propietario, están en esta situación en una posición de plantear soluciones para el pago del cánon de arrendamiento. Es necesario mirar caso por caso y de ser posible, incluir en el contrato cláusulas que regulen esta situación atípica.

Cuando hablamos de propietarios, somos conscientes que para muchos, el pago de los arriendos de los inquilinos es el sustento de ellos y de sus familias. Sin embargo, invitamos a todos a escuchar propuestas de pago, de esta manera los ingresos de los propietarios no se ven tan afectados y de paso ayudan a otras familias que también están pasando por un momento difícil. 

De igual manera, también hay que tener en cuenta que las personas que estén en una posición económica favorable, cumplan con los deberes de arrendamiento, para que así, persista el equilibrio financiero de otras personas.

4. Apoyo para los servidores de telecomunicación

Esta estrategia es más que todo un llamado para que las unidades residenciales le den acceso de los servicios de telecomunicación a los empleados de mantenimiento, claro que siguiendo todas las medidas de protección, ¿por qué? Ellos, como muchos otros, son héroes que se están exponiendo para que la ciudad siga dinamizando desde casa.

5. Incentivar una conversación de ayuda a la pequeña y mediana empresa

Teniendo claro que los medianos y pequeños comerciantes y arrendatarios e inmobiliarias se están viendo más afectados por la crisis ya que muchos no pueden abrir sus puertas al público. Es vital generar un diálogo y con esto crear una mesa de trabajo ¿el fin? unir todas las partes implicadas y así generar alternativas para que con la camiseta puesta, rememos juntos hasta salir adelante, apoyando y colaborando a otros sectores de la industria.

 

 

 

 

 

Image Gallery (1)